DIFICULTADES PARA DORMIR EN LOS NIÑOS:
LOS DIEZ CONSEJOS MÁS IMPORTANTES DE UNA DOCTORA ESPECIALISTA EN TRASTORNOS DEL SUEÑO

7 min lectura

Los problemas o trastornos del sueño en los niños incluyen el insomnio (dormir poco), la hipersomnia (dormir demasiado) y las parasomnias (comportamientos extraños durante el sueño). Muchos son únicos de cada niño en particular, e incluso pueden surgir como consecuencia de los esfuerzos de los padres (con las mejores intenciones), que en realidad terminan potenciando los problemas para dormir. Las dificultades para dormir en los niños también pueden deberse a afecciones de la piel, como la dermatitis atópica o eczema. Entrevistamos a la experta en trastornos del sueño en niños, la Dr. Sarah Bursaux, para averiguar más sobre los comportamientos inteligentes asociados con el sueño y le solicitamos 10 consejos para lograr que tu hijo duerma.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE
UN TRASTORNO DEL SUEÑO?

Y, ¿qué trastorno del sueño padece mi hijo?

Un trastorno del sueño es cualquier perturbación de la duración o la calidad del sueño. Eso significa una dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido, pero también puede incluir dormir pero levantarse sin sentirse descansado.

Los trastornos del sueño durante la infancia se enmarcan en 3 categorías:
Insomnio (no dormir lo suficiente, o falta de sueño);
Hipersomnia (dormir demasiado; ¡los seres humanos no deberían hibernar!); y
Parasomnias (comportamientos extraños durante el sueño, como caminar, hablar, imitar los movimientos que haces en tus sueños…).

Más allá de las categorías médicas, muchos trastornos del sueño son únicos para cada niño en particular, y la Dra. Bursaux se especializa en asistir a los padres a identificar sus propios patrones conductuales específicos que pretenden ayudar a los niños a dormir (p. ej., compartir la cama con los niños) pero que, a la larga, terminan por generar un círculo vicioso.

¿QUÉ CAUSA LOS PROBLEMAS PARA DORMIR
EN LOS NIÑOS?

¿A qué se debe que mi hijo no pueda dormir bien?

“ La pérdida del sueño suele deberse al funcionamiento interno del núcleo familiar. Malos hábitos (¡que pueden surgir a partir de las mejores intenciones!) que influyen en el niño. Todo se relaciona con la forma en que los niños aprenden los comportamientos asociados con el sueño, a menudo, de sus padres. Hay muchos factores involucrados, pero es muy fácil caer en una rutina tóxica. Además, si los padres se muestran ansiosos con respecto al sueño, con frecuencia, pasará lo mismo con el niño. Por eso mi trabajo consiste en instruir tanto a los niños como a los padres sobre cómo descansar bien por la noche”

“ Los trastornos del sueño también pueden relacionarse con alergias, el síndrome de apnea del sueño, cólicos, tos, resfríos, otitis o patologías de la piel, como la dermatitis atópica. La dermatitis atópica, o eczema, a menudo mantendrá al niño despierto. Por ejemplo, cuando un niño con eczema llega al final de su ciclo de sueño, podría despertar y comenzar a rascarse.”

LA DERMATITIS ATÓPICA Y EL SUEÑO

Cuando un niño no puede dormir debido a la comezón

Una de las principales características de la dermatitis atópica (eczema) que los padres y madres no conocen es su impacto en el sueño. Pero la verdad es que la perturbación del sueño es uno de los problemas más comunes en los niños con eczema.

Entre 10-20% de los niños tienen eczema, y esto en verdad puede interferir con su sueño. Durante los brotes, hasta el 83% de los niños tienen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormidos. No hay que subestimar el impacto de este problema en la calidad de vida: En numerosos estudios, los padres de los niños con dermatitis atópica o eczema mencionan la perturbación del sueño en segundo lugar, tras la comezón, como el problema que tiene el efecto más negativo en su calidad de vida.

El estrés, el eczema y el sueño

El estrés puede generar un ciclo vicioso en los niños con dermatitis atópica. Cuanto más se estresan, más brotes de eczema sufren y más se rascan, por lo que les resulta más difícil descansar bien por la noche. Esto hace que se sientan más estresados … y así continúa el ciclo.1

¿CÓMO AFECTA LA PÉRDIDA DEL SUEÑO A MI HIJO?

¿Cuál es el impacto en la vida cotidiana de mi hijo?

La falta de sueño en los bebés y niños pequeños puede afectar su salud y bienestar, pero también su desempeño escolar. Algunos estudios recientes han demostrado que los niños de hasta tres años con un horario irregular para ir a dormir tienen un desempeño un tanto inferior en matemáticas, lectura, percepción del espacio


1https://nationaleczema.org/helping-your-child-with-eczema-sleep/

 

y lenguaje. Asimismo, quienes dormían regularmente menos de 10 horas por la noche, corrían un mayor riesgo de desarrollar TDAH.2

 

“ La falta de sueño puede tener todo tipo de efectos en los niños: pérdida de apetito, llanto, agitación, somnolencia y ansiedad por ir a dormir.

En el caso de los niños atópicos con dermatitis atópica o eczema, puede hacer que se tornen más susceptibles a sufrir infecciones y más sensibles al dolor. Puede afectar su capacidad cognitiva y alterar su comportamiento, y derivar en problemas de concentración y problemas emocionales.

Por supuesto, la falta de sueño en los niños no solo los afecta a ellos: Afecta a toda la familia, causa ansiedad en los padres y hermanos, y tensiones dentro del núcleo familiar.”

¿QUÉ HARÍAS
PARA LOGRAR QUE TU HIJO DUERMA?

Le preguntamos a la experta en el sueño infantil, la Dra. Sarah Bursaux, acerca de algunas locuras que han hecho algunos padres para hacer que se duerman sus hijos.

“ Los trastornos del sueño tienen tal impacto en el niño y la familia, que los padres están dispuestos a probar cualquier cosa, ¡y creo que lo he visto todo!

Una pareja había cambiado totalmente la hora de dormir del niño, para que se acueste bien tarde. ¡Le servían la cena a las 10 p. m., y lo bañaban recién a la medianoche!

Otra pareja daba varias vueltas con el carro alrededor de una rotonda hasta que el niño finalmente se dormía.

Incluso recuerdo que una familia había cambiado todas las habitaciones de la casa para adaptarla al niño que sufría el trastorno del sueño. El padre dormía en la sala de estar, el niño que tenía problemas para dormir compartía la cama matrimonial con su madre, y su hermano dormía en otra habitación.”

Es evidente que los problemas para dormir durante la infancia pueden tener un impacto enorme en toda la familia. Sigue leyendo para aprovechar los conocimientos de la Dra. Bursaux sobre cómo manejar los trastornos del sueño y sus 10 consejos más importantes para lograr que tu niño duerma, ¡sin recurrir a soluciones alocadas!

¿CÓMO TRATAR LOS TRASTORNOS
DEL SUEÑO EN LOS NIÑOS?

“ Un médico clínico, un pediatra o un psiquiatra pediátrico pueden tratar casi todas las perturbaciones del sueño, pero, en verdad, las personas más importantes son los padres. A menudo, los problemas que en un principio parecen ser insuperables, se pueden resolver en dos o tres sesiones.”


2 https://www.scratchsleeves.co.uk/importance-of-sleep-eczema-babies-toddlers/

 

Durante la primera sesión, que suele ser bastante larga, el profesional de la salud se toma el tiempo para escuchar a los padres y al niño. Su intención es comprender las raíces de la perturbación del sueño y sus principales manifestaciones.

Luego, el profesional dedicará una o dos sesiones a explicar las características del sueño normal y sugerirá nuevas formas de tratar el trastorno del sueño del niño sin recetar sedantes o hipnóticos (pastillas para dormir).

10 CONSEJOS PARA LOGRAR QUE TU HIJO DUERMA

 

  1. La comunicación es fundamental: "Explícale por qué es hora de ir a la cama, y por qué es importante dormir. Siempre escucha y responde a todas las preguntas que tenga tu hijo para reconfortarlo antes de darle las buenas noches.”
  2. Elimina el estrés en torno a la hora de dormir: “ Dormir no debería ser un desafío o una lucha para el niño. Ayuda a tu hijo a que lo vea como algo tranquilo y relajante. Una buena forma de lograr esto, es darle cierta autonomía al momento de ir a dormir. Podrías dejar que elija qué piyama quiere usar, o qué historia le vas a leer, etc.”
  3. No duermas con tu hijo: "El objetivo de toda terapia del sueño es que el niño aprenda a conciliar el sueño solo, y en su propia cama. Cuando todos están exhaustos y ya no sabes qué hacer, acurrucarse con tu hijo puede parecer la única opción, ¡pero recuerda tus objetivos a largo plazo! Una vez que dejas que tu hijo duerma contigo en la cama, o una vez que te acurrucas en la suya, sientas un precedente que solo complicará más las cosas en el futuro.”
  4. Haz que tu hijo cene todos los días a la misma hora: La constancia en los horarios para comer ayuda a establecer una rutina general, y eso colabora con la higiene del sueño.”
  5. Mantén una regularidad en cuanto al horario de la siesta: “ Los niños necesitan una rutina para dormir. Respeta el mismo horario para la siesta todos los días, y no dejes que tu hijo duerma cerca del horario de ir a la cama.”
  6. Practica una buena higiene del sueño: “ Para dormir bien, un niño necesita una rutina constante, como un baño y un cuento en la cama. Y deberías mantener el mismo horario para ir a la cama y para despertarse, todos los días.”
  7. Trata todas las condiciones subyacentes que perturben el sueño: “ En ocasiones, existe un motivo médico por el cual tu hijo no puede dormir, como la comezón causada por la dermatitis atópica. Primero, trata la patología de la piel, luego implementa estos consejos como lo harías con cualquier otro niño.”
    Leer más
  8. Registra tu progreso: “ Una buena idea sería usar un calendario y autoadhesivos para llevar un seguimiento del sueño de tu hijo. Cuando descanse bien por la noche, usa uno de sus autoadhesivos favoritos como recompensa. Y si logra completar toda la semana con autoadhesivos, podría ganar el premio que elija.”
  9. Los cuentos a la hora de ir a dormir funcionan: “ Una de las formas más sencillas en las que puedes ayudar a dormir a tu hijo es leerle. Esto lo distrae de su preocupación por la falta de sueño, y suele ayudarlos a dormirse. Algunos niños más pequeños incluso disfrutan de escuchar la misma historia o cuento cada noche, ya que ayuda a convertir la hora de dormir en un ritual. ¿Por qué no cantarle la misma canción, o repetir las mismas frases reconfortantes mientras apagas la luz?”
  10. Establece reglas claras: “ Explícale a tu hijo de manera simple y clara, con palabras que pueda entender, que si dices 'buenas noches', significa que es hora de dormir. Tranquilízalo, dile que esperas con ansias poder disfrutar de un nuevo día juntos mañana.”

 

¿Qué es el sueño, y por qué es importante? Descúbrelo AQUÍ 

Si eres un adulto que tiene problemas para dormir, lee estos consejos AQUÍ 

VERDADERO
O FALSO

LA DERMATITIS ATÓPICA
PUEDE SER CONTAGIOSA.

FALSO

La dermatitis atópica o eczema es una enfermedad genética y de ninguna manera es contagiosa. El tratamiento de los síntomas de la dermatitis atópica se basa en sustitutos del jabón, emolientes y corticoesteroides tópicos.
Más información

LA DERMATITIS ATÓPICA DESAPARECE CON EL TIEMPO.

VERDADERO

Según el niño, la dermatitis atópica puede durar desde algunos meses hasta años. La mitad de los niños con dermatitis atópica, como los bebés, se curan alrededor de los cinco años. En algunos casos, la dermatitis atópica persiste hasta la edad adulta, pero predecir esto es imposible. No hay una cura definitiva para la dermatitis, pero se puede manejar con el tratamiento adecuado.
Más información

LOS BROTES DE LA DERMATITIS PUEDEN DESENCADENARSE POR EL ESTRÉS.

VERDADERO

No podemos explicar por qué, pero los expertos han reconocido que las emociones, las conmociones y el estrés pueden tener un papel importante en el desencadenamiento de los brotes de la dermatitis. Sin embargo, la dermatitis atópica también se conoce como un trastorno genético. Si el estrés es un factor desencadenante para ti, encuentra técnicas de manejo del estrés como el mindfulness.
Más información

¿UNA DIETA PUEDE
AGRAVAR LA DERMATITIS?

VERDADERO

Algunos alimentos pueden actuar como desencadenantes de la dermatitis y causar brotes. Si crees que los alimentos pueden ser un factor que agrave tu dermatitis o la de tu hijo, consulta con un médico, ya que se pueden realizar análisis de sangre y pruebas de punción en la piel para ver si eres alérgica a diferentes alimentos (las sospechas habituales se centran en los cacahuates, la leche, la soja, el trigo, el pescado y el huevo).
Más información

NUESTRO COMPROMISO
CON LA SEGURIDAD

Estándares de seguridad más allá de las regulaciones internacionales de cosmética.

laroche posay safety commitment product allergy tested model close up

PRODUCTOS 100%
PROBADOS CONTRA ALERGIAS

Ver más
Un requisito previo = Ausencia de reacciones alérgicas
Si detectamos un solo caso, volvemos a los laboratorios y lo reformulamos
laroche posay safety commitment essential active dose product head

SOLO LO ESENCIAL,
 CON LA DOSIS ACTIVA CORRECTA

Ver más
Desarrollados en colaboración con dermatólogos y toxicólogos, nuestros productos contienen solo los ingredientes necesarios en la dosis activa correcta.
laroche posay safety commitment sensitive skin model baby

PROBADAS
EN LAS PIELES MÁS SENSIBLES

Ver más
La tolerancia de nuestros productos se verifica en las pieles más sensibles: reactivas, con tendencias alérgicas, tendencia acneica, tendencia atópica, dañadas o debilitadas por los tratamientos contra el cáncer.
laroche posay safety commitment formula protection product head

PROTECCIÓN DE LAS FÓRMULAS
A LO LARGO DEL TIEMPO

Ver más
Seleccionamos el envase con la mayor protección, asociando solo los conservadores necesarios para garantizar la tolerancia intacta y la eficacia en el tiempo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE
¿QUÉ ES LA DERMATITIS ATÓPICA?