Para mejorar la vida de las pieles sensibles
Piel intolerante normal a mixta.

Su fórmula con gran concentración de agua termal La Roche-Posay calma la tensión, la sensación de quemazón y tirantez de las pieles intolerantes. Su fórmula suave y fresca penetra fácilmente para devolver el confort a la piel. Carta de formulación estricta, con un mínimo número de ingredientes para minimizar el riesgo de alergias. Sin perfume, sin conservantes, sin parabenos. No comedogénico.

Su textura ligera y fresca penetra rápidamente, sin tener que masajear demasiado y realmente devuelve el confort a la piel.

Aplicar en el rostro y el cuello,  mañana y noche.