3 preguntas a un experto

Una solución antiedad especialmente hecha a medida de las necesidades de las pieles sensibles

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_3questions_default.jpg

Líneas de expresión, arrugas, pérdida de firmeza...además de estos signos de la edad, la piel sensible es proclive a los enrojecimientos, lo que marca la piel del rostro. Hoy en día, una de cada dos mujeres manifiesta tener piel sensible, por lo que es esencial ofrecerles soluciones para sus preocupaciones del cuidado anti-edad.

¿Por qué dicen que la piel sensible envejece más rápido que otras pieles?

La pérdida de uniformidad de la piel, un problema clave asociado al envejecimiento de la piel sensible.

El envejecimiento de la piel acelerado es causado por el estrés “microinflamatorio”, que es más común en la piel sensible. Aunque imperceptible, juega un papel fundamental en el origen de las arrugas y en la pérdida de firmeza, contribuyendo al deterioro de las fibras que forman la dermis. Además, un reciente estudio ha mostrado que, independientemente de la edad, la piel sensible se caracteriza por una tendencia mayor a los enrojecimientos. Estos enrojecimientos acentúan la pérdida normal de la uniformidad del tono, lo que se suma a las arrugas y pérdida de firmeza.

Vitamina C/Retinol: ¿Cuáles son las diferencias entre estos activos antiedad?

Dos activos antiedad de referencia que trabajan en sinergia.

La Vitamina C y el Retinol son dos activos de referencia usados en dermatología por su acción antiedad. El Retinol ha demostrado su innegable efectividad sobre el envejecimiento. Tiene una acción espectacular en superficie: la textura de la piel se afina, las irregularidades se atenúan y las arrugas se suavizan. Trabaja de la misma manera en profundidad: las celulas se regeneran y la producción de colágeno y elastina aumenta. La vitamina C es un poderoso antioxidante que también tiene propiedades procolágeno y refuerza los vasos sanguíneos. ¿Su punto fuerte? Rellena las arrugas, orotga firmeza a la piel y unifica el tono.

¿Es posible combinar la acción de varios activos antiedad cuando se tiene piel sensible?

Por sobre todo, el objetivo debe ser la eficacia y el respeto de la piel sensible.

Como para todos los tipos de piel, es una buena idea combinar las acciones de diferentes activos para obtener los mejores resultados. Pero si tu piel es sensible, es esencial que utilices fórmulas hechas a medida de tus necesidades. Con Redermic, la piel sensible puede disfrutar de los beneficios de una rutina completa para reforzar la acción anti-edad sobre todos los signos del envejecimiento. Redermic R corrige los signos clínicos de la edad, como arrugas profundas, el origen de las manchas oscuras, el engrosamiento de la piel y un relieve irregular. Y Redermic Hyalu C refuerza su acción sobre arrugas, pérdida de firmeza y uniformidad.

  • Facebook
  • Twitter

Recomendado para vos

Ver todos los articulos