Para mejorar la vida de las pieles sensibles

INFO ATOPÍA

El tratamiento correcto

Un tratamiento de dos fases
La piel necesita agua y lípidos varias veces al día (aún cuando no hay lesiones) de manera de restaurar la barrera cutánea natural que nos protege de los alergenos. Por períodos, las cremas con corticoides reducen efectivamente las lesiones. Prescriptos por un dermatólogo, estos tratamientos mejoran la calidad de vida de un paciente atópico, cuando se utilizan correctamente.

Las cremas emolientes para luchar contra la sequedad y restaurar la barrera natural
Estas cremas deben ser aplicadas varias veces al día en zonas no inflamadas. Estas luchan contra la sequedad y calman la piel, reduciendo la picazón. Esta rutina diaria también se recomienda para prevenir los brotes. Aplicar la crema aún cuando la piel se ve saludable.

Las cremas con corticoides para detener la inflamación.
Durante los brotes, las cremas con corticoides se deben aplicar en la zonas inflamadas de manera de calmar y reducir el daño y la picazón. En algunos países la cortisona no es popular debido a sus supuestos efectos secundarios: retención de agua, trastornos del sueño, etc. Sin embargo, estos fenómenos sólo se refieren a los corticoides por vía oral. Cuando son de aplicación tópica, en crema, la cortisona queda en la superficie de la piel. Sin embargo, la cortisona no debe aplicarse en áreas sin lesiones, dado que afina la piel y la puede debilitar.

El doctor puede agregar algún tratamiento antihistamìnico a las cremas en el caso de ser, además, un paciente alérgico.

Las bases del tratamiento para mejorar significativamente la condición de la piel

Negándose a renunciar al tratamiento
Cerca de 2/3 de los tratamientos prescriptos en el eczema no son utilizados o son abandonados antes de tiempo, a pesar de ser la solución más eficaz contra la sequedad severa y las lesiones inflamatorias.
El miedo a las cremas con corticoides o la falta de atención a la reaparición de nuevos eczemas pueden desencadenar un eczema crónico generalizado.
Es importante pedir ayuda cuando se está luchando para hacer frente a su condición o si el tratamiento no es eficaz.

Los dermatólogos ayudan a los pacientes a entender el tratamiento y pueden ajustarlo para mejorar el seguimiento.

No dudes en mostrar a tu dermatólogo cómo aplicás la crema para asegurarte que la técnica es la adecuada para la condición de tu hijo.      

La cura: un entorno dedicado al cuidado
Este tratamiento se basa en la provisión diaria de agua termal por parte de profesionales. Como el tratamiento dura más de 3 semanas, abre una enorme posibilidad de bienestar. Desde que el Centro Termal de La Roche-Posay abrió en 1905, ha tratado más de 415.000 pacientes. Recibe alrededor de 8.000 pacientes al año y el eczema es una de las principales patologías tratadas en el centro (33% de los pacientes que ingresan)
Además de la prescripción de baños, duchas y rocio de agua termal con beneficios dermatológicos, los pacientes (y sus acompañantes) tienen la oportunidad de interactuar con otros y relajarse, que es por lejos, uno de los beneficios extra.

Consejos para la vida cotidiana

Cuando se desencadenan los eczemas, parecen insuperables ....
Sumado al tratamiento que mejorará significativamente la situación, unos simples tips pueden aliviar la picazón, el dolor y la alteración del sueño y, de esta manera, prevenir que los pacientes se sientan impotentes.

El círculo vicioso de la dermatitis atópica

Aunque al rascarse hay un alivio temporario, se altera la función de barrera de la piel, promoviendo la penetración de irritantes y alérgenos que generan más irritación y más picazón... y de esta manera comienza el círculo vicioso

Reducir la picazón
Sólo un tratamiento adecuado puede prevenir la picazón, lo que lleva a rascarse de manera incontrolable y alimenta el círculo vicioso de la atopía.
Para reducir el efecto de rascarse en los niños, cubrí sus manos con guantes de algodón y asegurate que siempre los utilicen. Esto va a reducir la picazón significativamente. Dá vuelta la ropa para evitar que las costuras provoquen picazón. Luego, y esto también aplica a los adultos, asegurate que las uñas estén siempre cortas y evitá géneros sintéticos y de lana, siempre.

Evitá repetir innecesariamente "¡Basta de rascarte!". La mayor parte del tiempo tu hijo no se dá cuenta de que lo hace....En vez de esto, dale una caricia suave, rociá agua termal y aplicá crema para calmar su piel y la picazón.
La necesidad de rascarse puede también ser psicológica: rascar a otra persona o una prenda, puede ser una buena distracción.

Reducir el disconfort y aliviar el dolor:
Cuando las lesiones rojas pican o hay inflamación, el agua termal es una gran ayuda.

  • Mantener las cremas en ambientes frescos para que se mantengan de esa manera al aplicar.
  • Podés poner paños de algodón húmedos frios en las lesiones para aliviarlas
  • La temperatura del ambiente debe ser en promedio de 19°C
  • Tené siempre el agua termal y la crema en la mesita de luz.

Limpieza cuidadosa:
la higiene en la piel atópica requiere una atención especial para prevenir la irritación y la tirantez.  

Cita en el hospital

Como aplicar la crema con corticoides

  • El tiempo del baño no debe exceder 5-10 minutos a 35º C máximo (el agua caliente causa picazón). Unas gotas de aceite de baño en la bañera dan confort a la piel atópica.
  • Es preferible utilizar la ducha (aún para bebés, tan pronto se puedan parar)
  • Alterná una sesión corta de higiene con poca agua o leche de limpieza, si la piel sufre de extrema sequedad.
  • Utilizá un jabón syndet o extra-nutritivo para limpiar la piel suavemente.
  • Evitá el uso de esponjas
  • Enjuagá y secá cuidadosamente sin frotar el cuerpo, preferentemente con una toalla de algodón.
  • Hidratá la piel cuando aún está húmeda

Hacé frente al estrés

El estrés es un disparador de los brotes y una consecuencia de la patología, pero no es inevitable.

Aprender a controlarlo puede mejorar significativamente la calidad de vida. Vale la pena intentar con yoga, relajación y masajes.

Adoptar una rutina .... ¡con una sonrisa!

Testimonio

Trucos para aliviar el eczema

Durante los brotes y los períodos de remisión las cremas emolientes son la clave para el bienestar. Cada día, a lo largo del año, el confort de tu piel depende del uso de hidratantes y relipidizantes. Esta rutina debe ser simple, especialmente para los niños. Utilizando animales podés, por ejemplo, crear un escenario e interpretar roles. Esto se hace en los talleres desarrollados en el Centro Termal de La Roche-Posay, que recibe unos 300 niños cada año.

Animá a tu hijo a jugar
con Lipi & Kara

Paso 1
Primero, siempre lavá bien las manos antes de aplicar la crema. Es conveniente hacerlo inmediatamente después del baño porque las manos ya están limpias.
Paso 2
Entibiar la crema entre la palma de tus manos, se volverá más fluida y se deslizará mejor en la piel de tu hijo.
Paso 3
El rostro
Comenzá por los pómulos en forma de círculos, luego la nariz, el mentón y la frente. Aplicar también detrás de las orejas.
Paso 4
El cuello
Aplicá en el cuello y no olvides la nuca
Paso 5
La panza
Dibujá grandes círculos en la panza. Aplicar en los laterales.
Paso 6
Los brazos

Comenzar desde la manos hasta el hombro. Volvé a la mano y subí hacia el hombre por la cara interna del brazo.
Paso 7
Las piernas
Tus manos se situan en los pies y se mueven hacia arriba y luego vuelven a los pies. Aplicar en todo el controno de las piernas. 
Por último, poner una capa fina de crema entre los dedos de los pies, que pueden estar muy secos.
Paso 8
La espalda
Le podés hacer una suave masaje.

Ayudá a tu hijo a entender la enfermedad: es importante no dramatizar la situación, especialmente si se trata de niños pequeños.
Los niños suelen ser concientes de que tienen eczema pero no son capaces de explicarlo (especialmente a sus amigos). De dónde proviene la enfermedad, si es contagiosa y si algún día se van a curar. Tambien es difícil para ellos evaluar los beneficios a mediano plazo de un buen tratamiento y el seguimiento de su condición.

Alentalo a que se aplique solo el tratamiento: ¡lo pueden hacer desde los 3 ó 4 años!
Es natural sobreproteger a los niños con dermatitis atópica. Sin embargo, aún niños pequeños pueden asumir responsabilidades, cambiando así sus hábitos y la percepción de la enfermedad.

Adoptando una rutina de aplicacion de la crema, primero de manera lúdica, los niños pronto serán capaces de hacerlo solos donde quiera que estén.
Los brotes se vuelven menos severos y menos frecuentes, permitiendo que los niños retomen su vida normal. La rutina se volverá rápidamente instintiva y los papás no tendrán que ayudarlos.   


A partir de los 7 años, los niños podrán evaluar su propio eczema y monitorear su propia condición de una semana a otra. Utilizando esta herramienta, desarrollada por el Grupo de trabajo Europeo sobre la Dermatitis Atópica, el paciente puede determinar la severidad de las lesiones, síntomas, picazón, alteraciones del sueño.
http://www.poscorad.com/