¿Cómo descubriste que tenías cáncer de piel?

v_testimonio.jpg

Fui seleccionada como Embajadora de la Protección Solar de La Roche-Posay en 2013. Como parte del programa, tuve una cita con una dermatóloga, la Dra. Troielli, para realizar un control de manchas y lunares de todo el cuerpo. No dudé ni un segundo en hacerlo, ya que tenía una mancha marrón de 2 milímetros de diámetro a causa de una quemadura por una criocirugía. Ni bien me acosté en la camilla la doctora me dijo: "tenés un epitelioma basocelular".
Le pregunté qué era y me dijo: "es cáncer de piel". Amablemente, me explicó lo que tenía y las opciones para extirparlo. El 4 de enero 2014 me hicieron la microcirugía de Mohs en la que se realiza el estudio histológico de la pieza en el propio acto operatorio, de forma que se determina si es necesario o no continuar ampliando los márgenes de escisión. Era un epitelioma basocelular lobulado y estaba creciendo para adentro, aun así me lo sacaron a tiempo ya que no llego al tabique nasal. ¡Me llevé una gran sorpresa cuando vi la cantidad de puntos que tenía! La cirujana me explicó que como estaba creciendo hacia adentro tuvo que hacer tres extracciones para eliminarlo por completo.

¿Cómo vivís esta etapa de superación?

Estoy tranquila porque sé que ya no lo tengo y me cuido muchísimo para evitar pasar por lo mismo. Cada vez que veo a un familiar o conocido que quiere tomar "color" le explico los problemas que eso le puede traer y la necesidad de protegerse, sobre todo para que no les pase lo que me paso a mí. Muchas veces, a las personas les importa más la moda que las consecuencias a futuro.

¿Qué recomendaciones darías para el cuidado del sol y la prevención?

Hay que cuidarse del sol con protector solar, colocarlo unos 20 o 30 minutos antes de la exposición y sobre todo ir renovándolo cada 2 horas. ¡Yo empecé a usar sombrero! Es un buen complemento. Además hay que crear conciencia sobre la necesidad de hacer una visita preventiva y periódica al dermatólogo. Yo asisto cada 3 meses.

Es importante crear conciencia, y realizar visitas al dermatólogo de confianza por lo menos una vez al año. Se debe prestar atención a las manchas y lunares, aunque a uno le parezca que tienen riesgo, es mejor estar seguros. Yo tuve suerte porque me lo encontraron a tiempo y me lo sacaron sin mayores consecuencias.

Hay que cuidarse muchísimo del sol, los rayos UV penetran en la piel y causan lesiones que con el tiempo pueden derivar en cáncer de piel. Es imprescindible usar protector solar muy alto.

¡Cuidémonos hoy para estar bien mañana!

LA ROCHE-POSAY SE COMPROMETE

MY SKINCHECK

Visitá myskincheck.com.ar

v_push_skincheck.jpg