Hablamos de...

Piel sensible y productos de cuidado diario: ¿amigos o enemigos?

v_main_article-sensitive-skin-02

Para un número cada vez mayor de mujeres, en todos los grupos de edades, tipos de piel y continentes, el cuidado de la piel se ha convertido en sinónimo de estrés. Cuando parece que la piel sensible no tolera nada, sin importar lo inofensivo que un producto proclame ser, cuando amenaza reaccionar en forma de enrojecimiento, picazón e inclusive dolor, la tentación es vaciar los estantes del baño de cremas hidratantes y maquillaje y ¡rendirse!

Pero, la verdad es que, la piel sensible o alérgica, más que cualquier otra, necesita cuidado diario experto para restaurar su barrera protectora y defenderse de agresores. Seguí leyendo nuestra guía detallada de cómo cuidar mejor tu piel sensible, con toda confianza  a lo largo del día.

Productos para el cuidado de la piel sensible: los mejores limpiadores faciales, hidratantes y maquillaje.

Paso 1: Limpiá profundamente sin dañar la piel

Durante la noche, tu piel acumula sebo y células muertas en su superficie. Para comenzar el día con la piel fresca sin remover su película hidrolípida protectora, elegí una leche de limpieza suave, agua micelar o barra de limpieza sin jabón. Estos productos deben estar libres de detergente y con pH balanceado para respetar el pH naturalmente ácido de la piel.

Paso 2: Hidratá con formulaciones minimalistas

Repará la frágil barrera protectora de tu piel sensible con hidratantes de formulas minimalistas, ya que los productos que contienen fragancias, colorantes y alérgenos, como el níquel, pueden desencadenar sensibilidad en la piel. Envases cerrados al vacío pueden ayudar a evitar la contaminación y permiten una fórmula segura. También buscá los más modernos ingredientes activos para calmar los nervios hepersensibles de la  piel sensible. Descubrí Toleriane Ultra.

Paso 3: Elegí protectores solares para prevenir el daño solar y la contaminación

La exposición a los rayos UV puede agravar el malestar de la piel sensible, y además empeorar el enrojecimiento. Asegurate de encontrar un protector solar adecuado a tu rutina diaria. Buscá texturas livianas y fluidas para evitar el exceso de frotado, con protección, con un FPS mínimo  de 30, y que protega tanto contra los rayos UVA como UVB. Las más avanzadas soluciones de protección dermocosmética también ofrecen texturas "a prueba de contaminación" para impedir que el polvo irritante se adhiera a tu piel y genere estrés oxidativo.

Paso 4: Descubrí el maquillajes para las pieles sensibles

Propensa a los brotes y al enrojecimiento, la piel sensible se beneficia del maquillaje de alta tolerancia. Las cremas BB y CC testeadas para piel sensible se adaptan perfectamente, ya que ayudan a restaurar su barrera protectora y muchas ofrecen un FPS respetable. Algunas de las fórmulas más avanzadas del mercado incluyen ingredientes activos antienrojecimiento tales como Ambofenol para corregir el tono de tu piel de manera instantánea y duradera.

Paso 5: Mantené tu rescate SOS a mano

Tené siempre a manos un agua termal como remedio de rescate. Usalo cuando necesites calmar tu piel o para evitar una posible reacción. También te encantará su acción refrescante y calmante después de la limpieza o de tu sesión en el gimnasio. Descubrí Agua Termal de La Roche-Posay.

Paso 6: Despertate todo los días con la piel calmada

¿Te despertas todos los días sintiendo la piel irritada? No es una coincidencia que muchas mujeres experimenten primero un súbito aumento de la sensibilidad de la piel. A la noche, la piel sensible lucha para neutralizar los radicales libres que acumula durante el día. Para mayor complicación, la histamina, molécula de la picazón y el enrojecimiento, aumenta  justo antes de despertarnos. ¿Resultado? ¡La piel de la mañana que pica y escuece como si no hubiera dormido ni un segundo! Para  calmar la bomba de tiempo de la irritación, suavizá la piel sensible durante la noche con una solución dermocosmética específica que purifica la piel de radicales libres mientras calma la inflamación y los impulsos nerviosos. Después de todo, aún con piel sensible, ¡todas merecen despertarse luciendo y sintiéndose frescas!

  • Facebook
  • Twitter

Recomendado para vos

Ver todos los articulos