la piel de tu bebé

La piel de un bebé
es más sensible que la piel de un adulto

Haciendo foco en el momento del baño: cuatro consejos para que éste sea suave y placentero

El baño de tu bebé es uno de los pasos cruciales en su rutina de cuidados e higiene diarios. La hora del baño es un momento especial para estar juntos, conectarse y promover el bienestar de tu bebé.

Un baño por día con la temperatura adecuada.

La temperatura del agua no debe ser muy caliente ya que lleva a secar la piel, ni muy fría, ya que puede resultarle incómodo. El baño de tu bebé debe durar entre 5 y 10 minutos a una temperatura de 37 grados aprox.

Un limpiador suave y adecuado a su tipo de piel

El jabón tradicional tiene un pH alto y agentes limpiadores muy fuertes que pueden destruir la película hidrolipídica de la piel. Es por eso que La Roche-Posay formuló  LIPIKAR Aceite para limpiar suavemente y proteger la piel de tu bebé a la vez que preserva el pH de la piel.

Recomendaciones

La Roche-Posay ofrece productos que satisfacen las necesidades de una piel muy seca y propensa a eczemas. Empezá agregando una gotas de  LIPIKAR Aceite de higiene al baño para proteger la piel de tu bebé. Luego lavalo con LIPIKAR Syndetgel limpiador que limpia la piel muy seca sin secarla.

Usá las puntas de tus dedos

Para lavarlo suavemente a tu bebé y así lograr un momento de acercamiento con él.

Secalo suavemente

Realizá suaves toques en el piel con una toalla limpia, prestando especial atención a los pliegues de la piel, y así evitar dejar áreas húmedas ya que podrían causar irritación.

  • Facebook
  • Twitter