la piel de tu bebé

La piel de un bebé
es más sensible que la piel de un adulto

Hidratar la piel de tu bebé, un paso crítico

Una piel bien hidratada es más suave y está mejor protegida de agresores externos. Lo mismo ocurre con la piel de tu bebé. Para preservarla y protegerla de agresores externos, es importante combinar la rutina correcta con el humectante correcto.


La piel es naturalmente menos hidratada

A pesar de que la piel de un bebé está estructurada exactamente igual que la de un adulto, necesita atención extra ya que todavía no desarrolló las mismas funciones y características. En efecto, las glándulas sudoríparas de un niño no funcionan en su totalidad hasta aproximadamente los 10 años, lo que da como resultado una hidratación inadecuada, mayor vulnerabilidad a agresores externos y sensibilidad a los irritantes.

La piel de tu bebé es especialmente vulnerable debido a los baños y los cambios de pañal a lo largo del día, haciéndola más propensa a la deshidratación, irritación y sequedad. Todos estos fenómenos dañan la barrera de la piel.

Para asegurar el bienestar de tu bebé y proteger su piel de agresores externos, es importante hidratar el rostro y el cuerpo a diario con un producto adecuado que es eficaz y a la vez suave.

Productos LIPIKAR: hidratación hecha a medida de los niños y bebés.

La Roche-Posay, especialista en piel sensible, formuló la línea LIPIKAR de productos emolientes para satisfacer los requerimientos específicos de hidratación de los bebés:

  • 1LIPIKAR Fluido es una fórmula concentrada hidratante y suavizante que respeta la integridad de la piel de los bebés para uso diario.

Recomendaciones

Utilizá golpecitos suaves circulares para masajear  LIPIKAR Fluido sobre la piel: además de hidratar la piel de tu bebé, el masaje brinda alivio duradero.

  • 2LIPIKAR Baume AP+ fue formulado especialmente para satisfacer las necesidades  de una piel muy seca propensa a eczema. El eczema se caracteriza por áreas descamadas rojas y picazón intensa, junto con una severa sequedad. Es una condición que afecta la calidad de vida de tu bebé. En un simple paso,  LIPIKAR Baume AP+ nutre, suaviza y repara la barrera de la piel. El bálsamo trabaja para espaciar los brotes de sequedad, restaurando el bienestar de la piel.

Recomendaciones

Aplicá  LIPIKAR Baume AP+a la mañana y a la noche, luego de bañar o lavar a tu bebé, para favorecer la absorción del ingrediente activo.

Para limpiar completamente la piel de tu bebé sin destruir su barrera cutánea, utilizá LIPIKAR Syndet, un gel limpiador suave, sin jabón, que respeta la sensibilidad y fragilidad de la piel de un bebé.

  • Facebook
  • Twitter