#SinAcné

Liberate de tus imperfecciones con la ayuda de 15 Youtubers y un dermatólogo experto.

Descubrí tips expertos

Acné & Anticonceptivos

v_article-acne_contraception.jpg

La verdadera historia detrás de las pastillas anticonceptivas. ¿La solución al control de la natalidad y de la piel?

Al igual que Beyoncé, Pink y Adele, esta pequeña estrella es muy reconocida y no es difícil saber por qué. Además de ser muy eficaz en contrarrestar un embarazo, ofrece atractivos beneficios secundarios, como deshacerse del acné hormonal. Pero, ¿cómo funciona?

¿Puede una pastilla anticonceptiva detener el acné?

Los disparadores para el acné son esencialmente hormonales. La testosterona (sí, las mujeres también tienen) y otras hormonas similares, obligan a la piel a producir gran cantidad de sebo. El estrógeno que se encuentra en estas pastillas anticonceptivas contrarresta este efecto e impide la aparición del acné hormonal.


Algunos anticonceptivos son más eficaces ya que combinan estrógenos con un medicamento llamado acetato de ciproterona, que contrarresta específicamente las hormonas (andrógenos) que generan el acné, manteniendo la sobreproducción del sebo y los poros dilatados.

¿Por qué tu próxima receta médica podría cambiar?

En realidad hay 4 generaciones de anticonceptivos. Recientemente, los científicos descubrieron que la segunda generación de estas pastillas es realmente más segura que las nuevas generaciones cuando se trata de riesgos potenciales, como la trombosis venosa profunda (un coágulo que se forma en la pierna).


No importa qué pastilla tomes, el riesgo es todavía muy, muy bajo, pero ya que muchas mujeres las toman, los médicos deben ser demasiado cautelosos. Como resultado, se han recomendado a muchas de las mujeres cambiar nuevamente a las píldoras de la segunda generación.

Por lo tanto, ¿qué significa este nuevo cambio para mi piel?

Hay medicamentos antiacné mucho más fuertes que las pastillas de segunda generación, por lo que se puede notar un efecto rebote los primeros meses que las consumas.


Al intercambiar una tercera o cuarta generación de pastillas por una más segura de segunda generación, estás yendo por un buen camino. No hay una investigación sólida que afirme que las de tercera o cuarta generación de pastillas son mejores para la piel que nuestras amigas de segunda generación.

Anticonceptivos… ¿Fuera de control?

Si las pastillas anticonceptivos no son un buen método para vos, hablá con tu dermatólogo para que te cuente estrategias alternativas para mejorar la calidad de tu piel -¡hay grandes soluciones antiacné dando vueltas! Consultanos y enterate de las mejores soluciones dermocosméticas para imperfecciones severas.

  • Facebook
  • Twitter